LactanciaMaterna

Primera práctica clave de la estrategia AIEPI, la leche materna es el primer y mejor alimento que da vida a los bebés. El calostro o leche de los primeros días, contiene las defensas que el bebé necesita para protegerse contra la mayoría de las enfermedades que lo pueden afectar.
Solicite al personal de salud que atiende su parto, que le coloque a su bebé en el pecho en la misma sala de partos, inmediatamente nazca, esto ayudará a su bebé a tener una mejor adaptación a la vida exterior; estrecha el vínculo afectivo entre usted y su hijo o hija, y contribuye a su salud, porque se reduce el riesgo de que se puedan presentar hemorragias después el parto.

El bebé debe tomar leche materna todas las veces que él quiera, de día y de noche.

Pasos para una lactancia exitosa

Apoyo de la familia: la madre lactante gasta muchas energías. Por eso, necesita descansar y no tener trabajos pesados. La familia debe ayudarle en lo que necesite.
Alimentación: la madre lactante debe recibir comidas más nutritivas y bien balanceadas; debe aumentar la cantidad de líquidos que ingiere para mantener una muy buena hidratación. El amamantamiento ayuda a recuperar el peso que se tenía antes del embarazo.
Posición correcta: la boca del bebé debe agarrar el pezón y la areola, con los labios evertidos, barriga con barriga. El brazo de la madre se debe apoyar, y en línea, con la espalda del bebé. La cabeza, sobre el pliegue del brazo, y la palma de la mano de la madre se coloca sobre la nalga del pequeño. Si es canguro, se recomienda la posición vertical para evitar que se ahogue.
Lactancia a libre demanda: El bebé debe tomar la leche materna que quiera, sin horarios ni restricciones.
Extracción de la leche materna: esta debe ser realizada cuando la mamá debe salir a trabajar o estudiar, y no puede amamantar directamente al bebé.
Confianza en sí misma: la mamá debe sentirse tranquila con el amamantamiento porque está brindando el mejor regalo que puede dar a su hijo. Su familia y la comunidad deben apoyarla para mantener la lactancia materna exclusiva por seis meses y con alimentación complementaria adecuada hasta los 2 años.
Scroll to top